El lugar perfecto para descansar en Caparica

Viajamos a una de las zonas costeras más famosas del país vecino. Su nombre, Caparica, proviene de una pequeña localidad, muy animada (sobre todo, en épocas vacacionales), dependiente del “concelho” de Almada.

Nos adentramos hasta un precioso y cosmopolita litoral, próximo a Lisboa, que mira al inabarcable océano Atlántico. Un destino en el que disfrutar, además de bañarnos en el mar, la práctica de deportes como el surf o el kitesurf gracias a las bondades de su orografía, magníficas olas y excelentes vientos

Situado en Aldeia dos Capuchos, en un idílico emplazamiento, muy próximo a estas extensas playas de fina arena, descubrimos una de sus recientes inauguraciones en el mundo de los hoteles de alto nivel. Me estoy refiriendo al Crowne Plaza Caparica Lisbon.

Hay un importante detalle que no debe quedar en el olvido: su emplazamiento.

A menos de media hora en coche tenemos la posibilidad de pasear por una de las capitales más bonitas de Europa. Así es, la cercanía de la siempre atrayente Lisboa es también otro de los grandes reclamos de este novedoso cuatro estrellas.

Se consigue así una envidiable conjunción difícil de igualar. Por un lado, la naturaleza, la tranquilidad, la paz y el descanso de unas infinitas playas en las que disfrutar del sol y de las aguas atlánticas y, por otro, el bullicio, las compras, la cultura y la historia de la siempre seductora capital portuguesa.

Mencionar las palabras “Crowne Plaza” es por sí mismo, además de una declaración de intenciones, sinónimo de prestigio internacional. Una marca perfectamente posicionada a nivel mundial que lleva asociada una contrastada vitola de calidad.

Pues bien, no hace mucho – tiene poco más de un año de vida con estas siglas- se inauguró este sensacional hotel, que supera con creces las doscientas habitaciones (la mayoría con vistas al mar) y que cuenta con un más que espectacular repertorio de posibilidades para disfrute de cuantos viajeros allí se hospeden.

Su inmejorable y singular ubicación, la tranquilidad que se respira entre estas paredes, la calidad de las comodidades que ofrece (spa, sala de tratamientos, dos piscinas –una exterior y otra interior- y un gimnasio de primer nivel completamente equipado. …), la modernidad de sus instalaciones gracias a una profunda y reciente renovación, su sólida propuesta gastronómica (asentada en su restaurante Raimundo, nombre inspirado en el poeta portugués Raimundo A. de Bulhâo Pato, que fuera gran amante del buen comer), la amplitud de espacios, sus dimensiones y el entorno donde se asienta –con un campo de golf casi circundante- le permite organizar cualquier reunión o evento. La amplitud de los espacios de su centro de conferencias lo avala.

Me gustaría, haciendo hincapié en los temas culinarios, subrayar el fantástico “plunch” (mezcla de las palabras pool & brunch) que todos los domingos se organiza junto a la piscina. Un deslumbrante y variado buffet en el que el comensal podrá disfrutar de una casi inabarcable selección de elaboraciones y platos de la más diversa índole (mariscos, pescados, carnes, arroces, legumbres, ensaladas, «enchidos», quesos, postres, …). Imperdonable perdérselo.

La gran diversidad de opciones que ofrece Crowne Plaza Caparica Lisbon lo hace apto para cualquier tipo de huésped (parejas, familias –con un magnífico kid club-, negocios, …).

Por cierto, ese gran abanico de posibilidades se amplía con su cuidadísimo campo de golf de nueve hoyos, convirtiéndolo también en un destino ideal para aquellos que quieran compaginar este deporte con la cercanía de la playa.

Así pues, pernoctar en algunas de sus habitaciones es un verdadero regalo de tranquilidad y paz.

¿Qué les parece levantarse, salir al balcón viendo el amanecer y apreciar un magnifico escenario bicolor bajo nuestros pies formado por el intenso verde del campo de golf y azul del océano al fondo? Sin duda, el lugar perfecto para pernoctar y descansar.

Esto es, Crowne Plaza Caparica Lisbon. Una recarga de energía frente a los sinsabores del día a día.

Veja a notícia completa aqui.

Source: La Razón

18 diciembre 2023
Octant Hotels